Hoy hablaremos sobre mi primer perro kit básico. Incluir a un amigo perruno en tu familia y cuidarlo y quererlo toda la vida exige una actitud madura y comprometida, porque un animal, no es un juguete. El primer perro adoptado siempre es el más complicado, por cuanto es el que más dudas levanta, sobre todo si antes no hemos tenido animal en casa. Por eso, para facilitar este proceso y responder algunas de las dudas iniciales, queremos señalar qué cosas necesitas cuando vas a adoptar a tu primer perro.

¿Cómo cuidar los dientes de tu perro?

Comedero y bebedero

Obviamente, debes comprar unos recipientes en los que ponerle la comida (una o dos veces al día) y dejarle agua fresca (siempre disponible). Todo el mundo sabe eso, pero ¿qué comedero es el más indicado? Dependerá mucho del tamaño del perro, pues debe adaptarse a su altura. Por ejemplo, no se recomienda que los comederos de los perros grandes o altos, como los galgos, estén directamente sobre el suelo porque ellos deben comer en una posición elevada para evitar problemas de estómago.

Otra cuestión que debes tener en cuenta es el material. Hay comederos y bebederos de cerámica, de plástico, de bambú… Pero los más duraderos y aconsejables son los de acero inoxidable: no se rompen ni astillan, no atrapan olores ni sabores, no se decoloran… Son algo más caros al principio, pero, a la larga, te saldrán más baratos, pues no tendrás que comprar otro al poco de tenerlo.

5 Consejos para elegir al mejor cuidador para tu perro

Concentrado

Cuando el animal llegue a casa debes poder ofrecerle agua y algo de alimento. Lo normal es que comiences con concentrado, aunque cuando ya lleves un tiempo optes por complementarla con dieta húmeda o con otro tipo de alimentación, como la dieta BARF. Como no sabrás lo que le gusta, compra un paquete pequeño (de dos kilos) de pienso para que vaya probando el sabor, la textura de la croqueta o el tamaño (hay perros de tamaño pequeño que no mastican bien croquetas grandes, así que habrá que buscar piensos con croquetas más pequeñas o que ofrezcan varios tipos de croquetas).

Cama

Aunque el perrete acabe adueñándose del sofá o de nuestra cama, necesitará una cama propia, sobre todo los primeros días, o si no queremos que se meta en la nuestra. Hay mucha variedad de camas y colchonetas. Por ello, hemos de pensar en el tamaño, el peso, los materiales… Si el perro es grande y pesa mucho, mejor optar por una colchoneta gruesa y mullida para que no acabe sintiendo la dureza del suelo. En esto también es aconsejable invertir en buenos materiales (lavables, desenfundables, cómodos…).

Collar, arnés y correa

Y, cómo no, para dar los primeros paseos es menester hacernos con un collar, una correa y un arnés. Como al principio puede estar asustado, lo ideal es llevarlo cogido del arnés para evitar hacerle daño con algún tirón y para llevarlo bien seguro ante posibles reacciones de escape. Conforme avancen los meses, podemos optar por uno de los dos métodos, que dependerá de si tira mucho durante el paseo, del tamaño del animal o de la opción que nos resulte más comoda a nosotros o al propio perro.

Consejos para mejorar la vida con tu mascota

Objetos de higiene

¿Qué necesitas aquí? Pues varias cosas, desde un cepillo para quitarle los pelos muertos, hasta un cepillo de dientes, toallitas húmedas para perros (para limpiarle las patas después de los paseos), un collar antiparasitario (el que el veterinario te aconseje), champú o gel para darle su primer baño y bolsas para recoger sus cacas durante los paseos.

Con estos elementos tendrás más que suficiente para los primeros días. Ya veras que, cuando vayan avanzando las semanas y os vayáis conociendo, necesitarás otros nuevos, como juguetes para que se entretenga.

Esperamos que este artículo sobre: Mi primer perro kit básico, te haya gustado mucho.

Te invitamos a seguirnos en Instagram y Facebook y visitar nuestra tienda online si deseas comprarle algo bonito a tu perro.

Abrir chat